Este proyecto pretende recuperar la figura del mandala como un referente cargado de simbolismo, tradición y belleza. Una figura que permite el desarrollo de un ejercicio práctico de composición, armonía e interiorización personal. Al igual que permite la aplicación de unos determinados procesamientos plásticos y aspectos formales característicos en la obra de la artista. El objetivo: recorrer la perfecta felicidad.
Como la estructura de un mandala dispone, la imagen crece de dentro a fuera mediante un juego de armonías y estructuras geométricas que se articulan caleidoscópicamente mediante elementos visuales independientes. Estos elementos, tanto los de aplicación adhesiva y uso escolar como los de consumo y deshecho cotidianos, nos recuerdan nuestra relación con el entorno conocido. Un recuerdo con el que la
artista juega conceptual y visualmente como modo de reafirmar su identidad.

Galería Adora Calvo

 

C/Epidauro,53 (Las Rozas, Madrid)

Tel. +34 630 046 856

info@adoracalvo.com