‘‘Sería factible resumir la dación de Gordillo en términos de coherencia en la incoherencia. Es algo que, a estas alturas de su trabajo y de su vida, no ofrece duda alguna. El conjunto de su obra es una experimentación siempre abierta donde el autor lo pone todo: cuerpo y espíritu, sensaciones y sentimientos, ironía, gozo y desasosiego. Ha creado un lenguaje extraordinariamente personal incluso desoyendo muchos ecos en boga, un lenguaje lleno de fuerza expresiva que no pocas veces contiene aristas, porque lo que él da es gran parte de su existencia y de la existencia que observa –y absorbe- en los demás seres y cosas. No teme las contradicciones ni los flujos y reflujos en su producción. Le importa sólo seguir adelante en su laboratorio, con los trabajos de factura inmediata o con el largo proceso exigido por los cuadros en tiempos como ahora. Y, cuando pensamos en el resultado de tantos años de dedicación al arte, vemos de manera clara la conexión interna de la totalidad, aunque se le haya relacionado con diversas tendencias o, en la insatisfacción permanente que caracteriza al pintor, haya habido vaivenes y quiebros propios del pálpito que empuja al ser humano hacia la intrincada esfera del conocimiento’’.

 

 

-Aurora García  -

Extracto del texto Entre la imaginación formal y la imaginación material. Los dibujos de Luís Gordillo, en Luís Gordillo. Recent Papers, catálogo de la exposición en el Museo Casa de la Moneda, Madrid, 1999

 

Galería Adora Calvo

 

C/Epidauro,53 (Las Rozas, Madrid)

Tel. +34 630 046 856

info@adoracalvo.com